José Hernández

José Hernández nació el 10 de Noviembre de 1834, en la Chacra de Pueyrredón, San Martín, Provincia de Buenos Aires. Era hijo de Don Rafael Hernández y Doña Isabel de Pueyrredón. Estudió en el Colegio de Don Pedro Sánchez. Una enfermedad, a los nueve años, o obligó a dejar los estudios y volver al campo. La familia se trasladó entonces al sur de la provincia, al poblado de Camarones, donde entró en contacto con el estilo de vida, las costumbres, la lengua y los códigos de honor de los gauchos, donde residió una década.
En marzo de 1857 se instaló en ciudad de Paraná donde conoció a Carolina González del Solar, con quien se casó el 8 de Junio de 1863. Tuvieron siete hijos.
Entre 1852 y 1872, durante una época de gran agitación política en el país, defendió la postura de que las provincias no debían permanecer ligadas a las autoridades centrales, establecidas en Buenos Aires, combatió en Rincón de San Gregorio contra las fuerzas del coronel rosista Hilario Lagos, y bajo las órdenes de Urquiza intervino en las batallas de Pavón y de Cepeda (1859) y luchó junto al caudillo López Jordán en la última rebelión gaucha contra el gobierno de Sarmiento, un desdichado movimiento que finalizó en 1871 con la derrota de los gauchos y el exilio de Hernández al Brasil. Pudo regresar dos años después y continuó luchando desde los medios de comunicación. Fundó el periódico “Revista del Río de la Plata”, y colaboró en “El Argentino” y la edición del diario “El Eco” de Corrientes.
Fue diputado en 1879 y senador por la Provincia de Buenos Aires en 1881.
Su formación fue forzadamente autodidacta pero en sus inicios literarios intentó la poesía culta, sin embargo fue a través de la escritura de corte popular donde alcanzó el éxito. El 28 de noviembre de 1872 el diario “La República” anunció “El gaucho Martín Fierro” (Martín en honor de Martín Güemes) y lo publicó por entregas. El gran mérito de José Hernández fue el de llevar a la literatura la vida de un gaucho contándola en primera persona, con sus propias palabras e imbuido de su espíritu. En el gaucho, descubrió la encarnación del coraje y la integridad inherentes a una vida independiente.Ésta figura era, según él, el verdadero representante del carácter argentino.
Martín Fierro se convirtió en el libro fundacional de la literatura gauchesca y en una de las obras maestras de la literatura argentina.
El 21 de octubre de 1886 murió en su quinta de Belgrano, en Buenos Aires.

Mientras escribía su magna obra El Gaucho Martín Fierro, José Hernández fue iniciado el 3 de marzo de 1865 en la Logia “Asilo del Litoral” nº 18 cuyo templo estaba situado en la ciudad de Paraná (Provincia de Entre-Ríos). Allí inició su trabajo como Secretario de la logia, por su habilidad escritora. Cabe señalar que este Taller fue rebautizado Logia “Asilo del Litoral” que continúa abierta en la actualidad. Posteriormente trabajó en la Logia “Constante Unión” nº 23 en la ciudad de Corrientes. En la reorganización de la logia realizada en el año 1867, Hernández se suma a los trabajos tras ser elegido Orador de la misma hasta los años 1868-1869, momento que ocupó la presidencia de la logia, ejerciendo el cargo de Venerable Maestro. Ya en Buenos Aires, el 30 de diciembre de 1879, se incorpora a la Logia “Obediencia a la Ley” nº 13, a la que perteneció hasta octubre de 1886.

     Poco antes de su muerte, el poeta argentino fue nombrado Miembro Libre de la Masonería Argentina, distinción que se le otorgó tras dedicarse durante veinticinco años a la realización de diversos trabajos masónicos. José Hernández accedió al grado 32 del escocismo antes de hallar su muerte. Por último, se debe resaltar que en la Orden Masónica de la República Argentina, ocupó el cargo de vicepresidente durante los años 1880-1881.

VOLVER AL RINCÓN DE LECTURA

Pulsa en las imágenes para leer y/o descargarte los libros de este autor