Daniel Defoe

Nació probablemente en Fore Street,​ en la parroquia de St. Giles Cripplegate, Londres. La fecha y el lugar de su nacimiento son inciertos. Su padre, James Foe, como miembro del gremio de carniceros conocido como la Compañía de Carniceros (en inglés: The Worshipful Company of Butchers), se dedicaba al oficio de cerero usando el sebo como material para la creación de las ceras. Daniel añadiría más tarde el aristocrático “De” a su nombre y en ciertas ocasiones afirmaría descender de la familia De Beau Faux. Sus padres eran presbiterianos disidentes, así considerados porque sus creencias religiosas no coincidían totalmente con las de la Iglesia de Inglaterra (establecida y mantenida por el Estado inglés).​ Su madre Annie falleció cuando el tenía diez años.

En 1667, recibe sus primeras enseñanzas en Dorking, luego en Stoke Newington Green, en la Academia para disidentes dirigida por Charles Morton (quien sería vicepresidente de la Universidad Harvard). Después de abandonar la academia y decidir que no quería ser ministro, Defoe se metió en el mundo de los negocios en general, comerciando con artículos tan dispares como la calcetería, artículos comunes de lana o productos vinícolas. A pesar de sus ambiciones y de que compraría una finca en el campo y una embarcación (a la vez que civetas para hacer perfume), raramente se encontraba libre de deudas, motivo por el que llegó a ser encarcelado.

En 1684, Defoe se casa con la joven Mary Tuffley, recibiendo una dote de 3700 libras esterlinas. Con sus deudas recurrentes, las dificultades del matrimonio aumentaron. Tuvieron ocho hijos, de los cuales seis sobrevivieron.

En 1685 Defoe apoyó la rebelión del duque de Monmouth. Esta vez pudo escapar a la condena gracias a un indulto logrado con la ayuda del magistrado George Jeffreys.

Una vez que fue puesto en libertad, viajó probablemente a Europa y Escocia, y es muy posible que fuera durante este periodo cuando comerciara con vino con las ciudades de Cádiz, Oporto y Lisboa.

En 1688 apoya a Guillermo III de Orange en la Revolución Gloriosa.

Alrededor de 1695 regresó a Inglaterra, usando el nombre “Defoe”, y actuando como “comisario de impuestos del cristal”, responsable de cobrar los que gravaban las botellas. En 1696 dirigía una empresa de tejas y ladrillos en Tilbury, Essex.

Las actividades políticas de Defoe junto con su activismo panfletista conllevaron su arresto y la exposición a la picota el 31 de julio de 1703, debido principalmente a un panfleto titulado El camino más corto con los disidentes (The Shortest Way with Dissenters). En este panfleto parodiaba a los tories de la Iglesia, aparentando la argumentación sobre el exterminio de los “disidentes”. La publicación de su poema «Himno a la picota» («Hymn to the Pillory») provocó, sin embargo, que el público congregado alrededor de la propia picota le lanzara flores, en lugar de objetos dañinos y nocivos, y que bebiera a su salud.

Después de tres días en la picota, Defoe fue encarcelado en la prisión de Newgate. Robert Harley, primer conde de Oxford y Mortimer, facilitó su salida a cambio de la cooperación de Defoe como espía. Fundó la periódica Revista sobre los asuntos de Francia (A Review of the Affairs of France) en 1704, ayudando al ministerio de Harley. Esta revisión se realizó sin interrupciones hasta 1713. Cuando Harley perdió poder en 1708, Defoe continuó escribiendo para apoyar a Godolphin, para luego volver a apoyar a Harley y a los tories durante su periodo de gobierno entre 1710 y 1714. Tras la muerte de la reina Ana, los tories cayeron del poder y Defoe siguió realizando trabajos para el servicio de inteligencia del gobierno de los Whig.

Antes de su trabajo novelístico, Defoe escribió The Family Instructor (1715), un manual de conducta sobre deberes religiosos; Minutes of the Negotiations of Monsr. Mesnager (1717), donde se identifica como Nicolas Mesnager, y Continuation of the Letters Writ by a Turkish Spy (1718), una sátira sobre la cultura europea.

La famosa novela de Defoe titulada Robinson Crusoe, escrita en 1719, cuenta el naufragio de un hombre en una isla desierta y las aventuras que vivió en ella. El autor pudo basar su novela en la historia real del naufragio del marinero escocés Alexander Selkirk y del marinero español Pedro Serrano.

La siguiente novela de Defoe fue Las aventuras del capitán Singleton (The Life, Adventures and Piracies of the Famous Captain Singleton), escrita en 1720, el retrato realizado sobre el poder redentor del amor de un hombre por otro. Hans Turley ha mostrado recientemente cómo el amor de Quaker William por el capitán Singleton separó a este de una vida criminal y de piratería, y de la existencia de un voto solemne para vivir felizmente más tarde en Londres como pareja sentimental, disfrazados de griegos, sin hablar inglés en público y con Singleton casado con la hermana de William para guardar las apariencias.

Siendo como era presbiteriano, Defoe, el cual había sufrido en Inglaterra por sus convicciones religiosas, fue aceptado como consejero de la Asamblea General de la Iglesia de Escocia y asistía a los comités del Parlamento de Escocia. Le contó a Harley que «estaba al tanto de todos sus disparates», pero que «aparecía perfectamente sin levantar sospechas como correspondía a cualquier otro en Inglaterra». Más tarde sería capaz de influir en las propuestas que salieran en el Parlamento, informando de las mismas como sigue:

“Habiendo tenido el honor de ser enviado al comité para los que aquellas enmiendas fueron suspendidas, he tenido la buena fortuna de romper sus medidas en dos particulares, vía recompensa en maíz y la proporción del ejercicio.”
Falleció en Londres el 5 de mayo de 1731.
Se le considera uno de los masones fundadores de la Gran Logia de Londres. 
VOLVER AL RINCÓN DE LECTURA

Pulsa en las imágenes para leer y/o descargarte los libros de este autor